Bioenergética: 5 Ejercicios para beneficiarte de esta terapia

¿Qué es la bioenergética? ¿Quién es su fundador? ¿Para qué sirve? ¿Cuáles son los ejercicios principales y sus beneficios? Descubre más sobre la terapia bioenergética.

4 JUN 2021 · Lectura: min.
Ejercicios de la terapia bioenergética

La terapia bioenergética tiene como objetivo poner en movimiento la energía del cuerpo, devolviendo la vitalidad al cuerpo. Los procesos que regulan esta pulsación vital, según Reich, el maestro de Alexander Lowen, son tensión-carga-relajación-descarga.

Los ejercicios de bioenergética están dirigidos a todas las personas, independientemente de su sexo o edad. Todos pueden beneficiarse de esta práctica sin distinción. Es muy importante que estos ejercicios se realicen con mucha conciencia y confianza, la bioenergética es un método que aporta ejercicios sencillos en sí mismos, y su efectividad radica precisamente en la actitud personal.

Beneficios de la bioenergética 

Los principales beneficios de los ejercicios bioenergéticos son:

  • Aumento de la conciencia emocional y física de uno mismo
  • Disminución de las tensiones
  • La respiración mejora y se vuelve más profunda
  • Aumentan las habilidades de relajación
  • Se trabaja en la muy importante capacidad de permanecer en el aquí y ahora
  • Mejora la capacidad de conocerse a sí mismo y expresarse
  • Mejora la condición psicofísica general

Ejercicios de bioenergética

El punto de partida de los ejercicios de bioenergética es, sin duda, el grounding, luego el bend over y el arco bioenergético.

Veamos ahora en detalle cuáles son los principales ejercicios de la terapia bioenergética y cómo son una ayuda válida para superar la tensión emocional.

1. Gounding

Grounding es esa sensación de contacto con el suelo, que se siente precisamente entre los pies y el suelo y fluye a lo largo del cuerpo, pasando por las piernas. Para la bioenergética es fundamental que el cuerpo esté bien enraizado, porque solo si está bien enraizado a nivel físico, equilibrado y firme, entonces también a nivel emocional será estable y brillante. El objetivo del grounding es precisamente conectar a la persona con la tierra y empezar a liberar esa tensión muscular que impide que fluya la energía.

Durante la puesta a tierra nos ponemos de pie, con las rodillas dobladas y las piernas ligeramente separadas, en la vertical de los hombros. La pelvis está alineada con la columna y los pies convergen ligeramente. Respiramos profundamente y prestamos atención al contacto con la tierra, que carga el cuerpo de energía. Esta técnica requiere una gran concentración y sirve para eliminar las tensiones que se acumulan en la zona del abdomen, las piernas y la pelvis. Cuando practicas este ejercicio, notas vibraciones por todo el cuerpo, que corresponden a la reactivación de la energía.

Ejercicios y técnicas de la terapia bioenergética

2. Bend over

El Bend over es un ejercicio de bioenergética que sirve precisamente para incrementar la conexión con la tierra, para recuperar la energía vital. Obtenemos nuestra energía de los alimentos y para procesarlos necesitamos combustión interna, es decir, oxígeno. Con la bioenergética liberamos los bloqueos que nos impiden respirar.

Empieza desde la posición de orientación básica y baja tocando los dedos de los pies con los dedos de las manos. Haz un pequeño esfuerzo, como si quisieras volver a subir pero mantente abajo. Mantén la posición y asciende lentamente. Este ejercicio no es un ejercicio de resistencia física, no tienes que esforzarte, se usa para sentirte mejor y para estirar los músculos.

3. Arco bioenergético

La relación individuo-entorno surge de la ejecución de este ejercicio. Es una posición en común con las técnicas orientales que implica arquear la espalda y mirar hacia el cielo.

  • Cargamos y descargamos. El foco de esta posición es siempre respirar, incluso si es una posición de esfuerzo. Colocamos los puños en la zona lumbar y arqueamos la espalda mirando hacia arriba.
  • Respiramos profundamente. Podemos hacer sonidos liberadores, como una vocal. Mantenemos la posición y luego volvemos a la posición de reposo. Es importante evitar hacer un arco excesivamente curvado o no hacer el arco en absoluto. El arco es una posición que no se puede aprender, según Lowen, pero que sí se puede mejorar disolviendo tensiones anteriores. El objetivo es crear un arco que nos permita encontrar la armonía. Lo importante es estar en contacto con el cuerpo y con la tierra.
  • El arco transmite una gran fuerza energética. La posición del arco permite percibir las tensiones que están presentes en la parte inferior del cuerpo y en el vientre, profundiza la respiración e induce vibraciones en el frente y en las piernas que pueden afectar a todo el cuerpo.

4. Sacudir

Es un ejercicio que involucra a todo el cuerpo. Con las rodillas ligeramente flexionadas, los pies abiertos al ancho de las caderas, comenzamos a mover nuestro cuerpo saltando sobre las piernas y dejándonos llevar por el movimiento resultante que se transmite a todo el cuerpo. También movemos la cabeza y dejamos que todo el cuerpo participe en este movimiento. Es un ejercicio muy sencillo pero muy importante, especialmente en la fase inicial de activación corporal.

Principales ejercicios de la terapia bioenergética

5. Tensión en la mandíbula

Los maseteros son los músculos que descienden desde los pómulos hasta la mandíbula. En muchas personas son músculos crónicamente tensos, que se dan al mantener la boca cerrada, tanto en el sentido físico como psicológico, porque no podemos expresar todo lo que nos gustaría comunicar. Presionamos los pulgares contra los maseteros y sentimos dolor. Liberamos el dolor y mantenemos la posición con la ayuda de la emisión de vocales. Este ejercicio debe realizarse por etapas y no tiene resultados inmediatos. Debe repetirse de forma constante y diaria. Donde hay un músculo tenso hay miedo, incapacidad para expresarse, para ser creativo.

Juego de ejercicios

Para hacer en cualquier momento, en unos minutos. Estos ejercicios se pueden realizar en cualquier momento, durante una pausa en el trabajo, para reactivar el cuerpo después de estar en la misma posición durante demasiado tiempo, quizás frente al ordenador. Se trata de ejercicios que actúan sobre los atascos, sobre la respiración y sobre la división entre la parte superior e inferior del cuerpo, para permitir que fluya la energía.

  • Rotaciones: giramos en sentido horario y antihorario tres veces.
  • Pasamos de un lado a otro tres veces. Rotación de hombros y cabeza.
  • Movemos las rodillas y los tobillos, en sentido horario y antihorario.
  • Bajamos a la posición inclinada para buscar vibración, energía.

Este conjunto de ejercicios recupera la conciencia corporal, se puede realizar periódicamente, en momentos muy limitados, para redescubrir tu cuerpo, para tomar conciencia de él.

Wellme
Linkedin
Escrito por

Wellme

Bibliografía del artículo

  • Physical Dynamics of Character Structure: Bodily Form and Movement in Analytic Therapy, New York, Grune & Stratton, 1958.
  • Love and Orgasm, New York, Macmillan, 1965.
  • The Betrayal of the Body, New York, Macmillan, 1967.
  • Depression and the Body, New York, Coward, McCann & Geoghegan, 1972.
  • Bioenergetics, New York, Coward, McCann & Geoghegan, 1975, OCLC 643589363.
  • Alexander Lowen e Leslie Lowen, The Way To Vibrant Health: A Manual Of Bioenergetic Exercises, New York, Harper & Row, 1977, ISBN 0060905425.
  • Fear of Life, New York, Macmillan, 1980, ISBN 0025758802.
  • Love, Sex, and Your Heart, New York, Macmillan, 1988, ISBN 0025758918.
  • The Spirituality of the Body, New York, Macmillan, 1990, ISBN 0025758713.

Deja tu comentario